Misterios galácticos: la Adamastor
Galnet

Misterios galácticos: la Adamastor

Erik Gunnarson y Francesca Wolfe, dos detectives de la agencia Wallglass Investigations, nos cuentan sus pesquisas sobre el trasfondo de la meganave Adamastor.

Gunnarson: "Cuando Wolfe y yo empezamos en este proyecto, sabíamos que este sería el primer caso. Ambos somos pupilos de Benjamin Chester, creador del Archivo Wallglass. Ya hace años que se jubiló, pero esa vieja gloria volvió a las andadas cuando se topó con lo de la 'nave fantasma'.

La Adamastor es una reliquia de 200 años de antigüedad que se extravió por el sistema Chukchan en piloto automático. Aún sigue allí, con la Alliance Salvage Guild rebuscando entre sus tripas. Chester investigó a sus dueños, una compañía tremendamente opaca llamada Azimuth Biochemicals. No sabemos qué buscaban, pero lo que encontraron fue, probablemente, el primer encuentro registrado con Thargoides.

Desde entonces, he ido reuniendo indicios que apuntan a que la Adamastor tenía una nave hermana, la Hesperus, que partió en 3113 hacia... quién sabe dónde. Ninguna de las dos naves volvió, pero la misión Adamastor es la única que sabemos cómo terminó. Y Wolfe no pudo evitar ir a verlo con sus propios ojos, claro".

Wolfe: "Hoy en día, el sistema Musca Dark Region PJ-P b6-1 es bastante concurrido, pero, cuando el equipo de inspección del profesor Carver estuvo allí, era terreno virgen. Escuchar esas grabaciones de hace doscientos años mientras indagaba por la base de investigación fue... espeluznante: voces fantasmales de una nave fantasma.

Había marcas de tiroteos, pero he estado en los suficientes campos de batalla para saber los rastros que deja el fuego cruzado. Los mercenarios de Azimuth no solo disparaban a Thargoides, sino a algo o a alguien que les devolvía el fuego con armas láser.

Gunnarson dice que Azimuth fue absorbida por una compañía rival llamada Pharmasapien. ¿Quizá se infiltraron en la Adamastor para hacerse con ella? ¿O tal vez lo que fuera que capturó Carver volvió loco a todo el mundo?

Es un caso sin resolver especialmente intrigante, hasta para nosotros. Sin embargo, puede que un día surjan nuevas pruebas. De eso vivimos, al fin y al cabo".

Actualiza las opciones de consentimiento sobre las cookies para permitir las cookies comerciales y poder ver este formulario.

Renueva o cambia tu consentimiento sobre las cookies